background img

La Postal Revelada

Cuando repetimos patrones negativos de nuestros ancestros, o en el pasado hubo desapariciones, pérdidas y abortos, asesinatos, suicidios o terribles secretos y tomamos conciencia de ello en el presente, se nos pide que de manera pronta  “entreguemos esa información”,  para cerrar un ciclo y por fin ver y sentir la vida de otra manera.

postalesLa entrega no es otra cosa que la suma del perdón, el agradecimiento y el dejar ir y se logra mediante una meditación, una carta para sanar o un encuentro real. Pero cuando se trata de un familiar que ya ha fallecido, existe una clásica figura, maravillosa y efectiva llamada LA TARJETA POSTAL.

Una Tarjeta Postal es una pieza rectangular de cartulina, preparada para escribir y enviar por el correo tradicional, sin necesidad de usar un sobre. La información allí contenida es corta y pública a pesar de que tiene un remitente y es a través de ella que la “entrega” se hace posible.

Podemos utilizar una postal, hacer una en cartón o utilizar un modelo virtual y dirigirla al abuelo, la tía abuela, el tatarabuelo, o el familiar ascendente, (utilizando nombres reales o seudónimos), con varios fines: el primero perdonar su error y entender sus motivos, el segundo dar las gracias porque a pesar de todo sin él o ella no estaríamos aquí, el tercero revelar un secreto y perdonarlo y el cuarto darle un lugar, aunque sea una historia inventada, al que desapareció y nunca se supo más de él.

postal1

Una vez escrita, mi invitación es que la enviemos por las redes virtuales, que actúan como un servicio de correo totalmente válido de transporte de información. Para ello he creado un grupo en facebook llamado “EL MURO DE LAS POSTALES RE-VELADAS“, en donde podemos publicarlas, entregarlas y dejarlas ir. Pero también podemos ponerlas en sus tumbas o quemarlas y permitir que descanse el pasado.

Anímate a enviar estas postales, notarás su efecto liberador.

Lapuente Sugiere

Lapuente Sugiere, un blog divulgativo sobre Un Curso De Milagros y Nueva Conciencia, colaborador de Univergia.

Etiquetas relacionadas
Estos artículos también son para ti
Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *