background img

¿Hay chantaje emocional en mi vida?

Seguramente te has encontrado en muchas situaciones en dónde si dices “No” te sientes mal y si dices “Si” también, esto es lo que sucede con ciertas personas que son muy “persuasivas en sus modos” o “muy directas”, de una u otra forma son manipuladores muy potentes que terminan logrando que hagamos lo que ellos quieren. Es lo que se llama chantaje emocional.

De esto no nos escapamos ninguno, puesto que todos en algún momento hemos manipulado para lograr un objetivo aunque sea de forma inconsciente, lo vemos constantemente en los niños pequeños por ejemplo. Al crecer y madurar aprendemos a lidiar con las frustraciones y los límites y a aceptar que uno no siempre puede conseguir lo que quiere, pero no todos lo hacemos o lo aceptamos igual.
manipulación psicologica-univergiaEs muy importante que si nos encontramos del lado de los “manipulados” aprendamos a poner límites, no por ello dejaremos de ser buenas personas o de agradar a los demás (a los que importan, se entiende).

Tampoco es un tema de egoísmo o de que me transforme en una persona que ignore a los demás, de lo que se trata es de encontrar el equilibrio, porque si hacemos algo para agradar al otro pero nos produce un malestar interno, no estamos siendo coherentes y eso a la larga nos pasará factura. Hay que aprender a decir Si y No en la medida adecuada, defendiendo nuestros derechos, sin lastimar o perjudicar a nadie, sobre todo a nosotros mismos.

lobo-disfrazado-de-corderoLos chantajistas emocionales saben muy bien enmascarar la presión que ejercen, disfrazan su propia inseguridad y temor dando la sensación contraria, por lo general no actúan por maldad, sino que son presos del temor de perder el cariño y atención de quienes los rodean, están guiados por un ego muy grande que les impide aceptar esa inseguridad o temor.

Lamentablemente, cuando cedemos pagamos un precio enorme, sobre todo nos sentimos avergonzados, atemorizados y/o culpables, lo que lleva a un menoscabo constante de la autoestima, vamos perdiendo nuestra integridad y ya no somos capaces de distinguir con acierto los valores que guían nuestra conducta.

Tenemos que tener claro que podemos tener puntos de vistas diferentes o estar enfadados con alguien sin llegar a menospreciar o manipular emocionalmente.

Cuando te encuentres con “chantajistas emocionales” verás que:

*Siempre intentarán dominar la situación.
*Ignorarán tus protestas o puntos de vista.
*Siempre querrán tener la razón.
*Evadirán cualquier responsabilidad en el conflicto.

Si te encuentras frente a este tipo de personas, es momento de decir Stop, hasta aquí has llegado, debes vencer tus miedos y dejar  de sentirte culpable, él no es la víctima ni tú el villano.

¿Qué nos hace ser más vulnerable al chantaje emocional?

– Una excesiva necesidad de aprobación.
– Un profundo miedo al enojo del otro.
– Una gran necesidad de paz, sea cual fuere su precio.
– Una tendencia a asumir demasiada responsabilidad por la vida de los demás.
– Un alto nivel de inseguridad con respecto a nuestro valor y capacidad.

mafalda-y-la-sopa

¿Cómo evito caer en el chantaje?

– Defendiendo las cosas en las que creo.
– No permitiendo que el miedo domine mi vida.
– Encarando a las personas que me han herido.
– Definiendo quién soy yo, en lugar de permitir que otros me definan.
– Cumpliendo con las promesas que me hago a mí mismo.
– No traicionando a otras personas.
– Diciendo la verdad.

mafalda decir no-univergia

Ten en cuenta que cada vez que cedemos al chantaje vamos tachando uno a uno estos ítems, sacrificando nuestro verdadero ser, el equilibrio se rompe, el estrés se agrava y entramos en el círculo vicioso de sentirnos mal por haber hecho algo que no queríamos hacer, empezamos a perder el respeto por nosotros mismos y nos volvemos cada vez más vulnerables al chantaje emocional, buscando una aprobación ficticia para “sentirnos buenas personas” porque nos creemos seres horrendos.

Lo que nunca debes olvidar es que no tienes la obligación de agradar a nadie, ni nadie tiene la potestad de definirte como persona, ni buena ni mala, no esperes la aprobación de los demás porque no es real ni necesaria.

Recuerda: los errores no hacen malas personas, de hecho, todo lo que hacemos es perfecto, lo que no nos permite avanzar nos permite crecer o ambas cosas a la vez, cuando creemos que nos hemos equivocado, lo que tenemos delante es una oportunidad para ser mejores, para desarrollarnos y desarrollar nuestra relación con nuestro entorno.

Otra cuestión que debemos plantearnos también es por qué algunas personas atraen a este tipo de seres a sus vidas, ¿os habéis fijado que hay quienes caen una y otra vez en los mismos tipos de relaciones tormentosas, de dependencia, de sumisión, etc.?

Tratar eso desde los términos de la Bioneuroemoción daría para otro artículo, pero como resultado final, una de las grandes respuestas sería que atraemos aquello que necesitamos para sanarnos. Debemos aprender a valorarnos, a querernos, a saber decir “No” o “Si” sin sentir culpa, miedo o ningún otro sentimiento o sensación que no sea seguridad y confianza en uno mismo. Así y sólo así, esas personas desaparecerán de nuestras vidas y/o contribuiremos a que  cambien las suyas y por extensión, su relación con nosotros.

 

No permitas el chantaje emocional-univergia

Fuentes: “Chantaje emocional” de Susan Forward.
www.lamenteesmaravillosa.com/

 

Univergia

Crecer, vivir de forma sana y saludable, conectar con el Yo interior… es un camino que debemos hacer nosotros mismos, pero no estamos solos.

Etiquetas relacionadas
Estos artículos también son para ti
Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *