background img

Aprender a tomar decisiones sin boicotearse

Para muchas personas y en muchas ocasiones, tomar decisiones no es fácil, normalmente tratamos de darle vueltas para intentar acertar en la resolución de nuestros dilemas, incluso dilatamos el tiempo postergando el desenlace final por miedo a equivocarnos o a la propia responsabilidad de nuestra decisión, pero tras leer esta semana un artículo donde hablaba precisamente de este tema, uno se da cuenta que el error puede estar en la misma forma en que tomamos las decisiones.

En dicho artículo explicaba el autor que existe un perfil de persona que trata de conseguir y valorar la máxima información posible para tomar la decisión, pero que ya está estudiado y reconocido que sufrimos de exceso de información y este exceso es precisamente un obstáculo en ese proceso.

También están las personas a las que les cuesta asumir la responsabilidad incluso de sus propias acciones y no son capaces de tomar las riendas de su vida, lo que hace que tomar decisiones se les haga algo muy difícil o casi imposible.

Tener el valor de tomar las riendas de tu vida es algo necesario, fundamental para alcanzar la felicidad que todos anhelamos, pero empecemos por algo más fácil, como hacer que decidirse por una u otra opción no sea algo tan problemático.

Analiza lo justo, no te boicotees

autosabojate-univergia

El autosabotaje no es una opción

La famosa lista de los pros y los contras es una de las mejores soluciones que existen, algo tan sencillo y tan eficaz, pero hasta en eso nos boicoteamos. Acabamos haciendo una lista interminable y nuestro inconsciente se centra en encontrar la manera de que nunca pese más una opción que otra para continuar con el dilema.

Se honesto contigo mismo, limita la lista a 10 o 15 elementos, los más importantes, y recuerda en todo momento que no es una competición, no gana nadie si la decisión no es real y sincera. Si detectas que de forma inconsciente estás poniendo más peso en una opción que en otra, intenta averiguar si es porque te guía el miedo en el proceso, o porque sin ser consciente de ello, ya ves una opción clara pero no la asumes, aprovecha el proceso para sentir y sentirte, cada decisión que tomamos es también un aprendizaje y un paso en el camino del crecimiento.

Lo que pasa hoy, pasa hoy, punto

las elecciones-univergia

Decides Tú o la vida lo hará por tí

No te acomodes en la situación actual, la toma de decisiones es inevitable y si no las tomas tú, la vida las tomará por ti y no siempre será la mejor opción posible, por lo que, la primera premisa es siempre que tomar una decisión, sea la que sea, es ya la primera y mejor decisión posible.

En “Los problemas de la filosofía” Bertrand Russell decía que “Un pollo que espera ser alimentado cada día supone que le continuarán alimentado todos los días. Empieza a estar convencido de que los seres humanos son amables. Nada en su vida apunta al hecho de que algún día lo sacrificarán.” Creer que en nuestra vida algo nunca cambiará por el simple hecho de que sucede todos los días es un gran error. Lo dicho, no te acomodes en la situación actual.

Piensas en el mañana, pero vives hoy

En el proceso de la toma de decisión, para muchas personas es inevitable proyectar en su mente el resultado de las posibles elecciones, ahí el problema estará en si tiendes a ser catastrófica, pesimista, excesivamente optimista…, proyecta en base al sentido común y sobre todo, no proyectes tus miedos o tus ansiedades.

Apúntate en algún lugar visible esta frase “No podemos cambiar el pasado pero podemos estropear el presente preocupándonos por el futuro”. De nada te va a servir proyectar una vida feliz dentro de un año si tienes que pasar por cosas desagradables hasta llegar ahí, probablemente cuando llegues no estés en condiciones de disfrutar el momento y lo que es peor, dentro de un año todo lo que proyectas puede no suceder, entonces, ¿no es mejor centrarse en lo más inmediato?

Los programas del futuro

queiro ser feliz-univergia

Un poco de humor

Cuando oigo a alguien que le pregunta a un niño qué quiere ser de mayor, a mi cabeza siempre viene la misma cuestión, “¡lo importante es lo que es hoy!”. Nos enseñan de forma inconsciente a proyectarnos en el futuro y en pensar lo que queremos ser y no en lo que somos. Nos animan a trabajar para el mañana, pero lo que de verdad nos deberían enseñar es a ser felices en el hoy, el único tiempo que de verdad existe.

Tenemos que olvidar esos programas, olvidar que en el futuro está lo mejor o seremos mejores, nunca “seremos” porque somos siempre, cuando tengas que tomar una decisión, recuerda que la mejor versión de ti mismo es la que eres ahora, en este mismo instante y esa es la que tiene que ser feliz, tu verdadero yo, el que está leyendo esto.

Y sobre todo, nunca olvides que el corazón es siempre el mejor consejero que puedes tener.

“Tras cualquier decisión, incluso la equivocada, llega la paz.” Rita Mae Brown

Univergia

Crecer, vivir de forma sana y saludable, conectar con el Yo interior… es un camino que debemos hacer nosotros mismos, pero no estamos solos.

Etiquetas relacionadas
Estos artículos también son para ti
Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *