background img
Albondigas de avena - Univergia

Albóndigas de Avena con salsa de Tomate y Coco

Tenéis que animaros con esta receta que os sorprenderá, muy fácil y deliciosa y si no advertís a vuestros comensales seguramente no se darán cuenta que se trata de avena, la “reina de los cereales”, puesto que su contenido en proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y nutrientes es mucho más rico que otros cereales comunes.

Podéis elegir cualquier tipo de salsa, yo os propongo esta variante de tomate con coco y curry que está buenísima. Esta receta también es ideal para que cocinéis con vuestros hijos, poneros juntos a hacer bolitas de albóndigas será un momento divertido y no os quepa duda de que comerán encantados el fruto de su trabajo.

Ingredientes (2 personas)

• 2 tazas de copos de avena finosalbondigadeavena
• 3 cucharadas de harina
• ½ cebolla
• Perejil fresco
• 1 diente de ajo grande
• 1 cucharada de comino en polvo
• Sal y pimienta o especias al gusto
• Agua caliente, cantidad necesaria

• Aceite (para freír)

Ingredientes para la salsa:

• 4 Tomates maduros cortados en cubos
• 1 Cebolla
• 1 Taza de leche de coco
• 1 Cda. de curry en polvo
• Sal y pimienta al gusto

Preparación

• Albóndigas:

Colocamos en un bol  los copos de avena (cuanto más finos sean mejor)  y la condimentamos al gusto (yo les pongo sal y pimienta sólo porque la salsa ya contiene especias).
Pasamos por la trituradora la cebolla, el perejil y el ajo con un chorrito de agua caliente y lo incorporamos a los copos mezclando bien.
Calentamos el agua y la añadimos mezclando y controlando que no sea demasiado. Cada avena es diferente y la masa nunca debe quedarnos muy húmeda, pues se deshará en la sartén. Añadimos después 3 cucharadas de harina y amasamos bien. (Si ha quedado muy blanda agregar más harina), dejar reposar unos 15/20 minutos la masa en la nevera.

Luego cogemos con una cuchara la masa y hacemos las bolitas, se las puede pasar por pan rallado si queréis que salgan más crujientes y luego freír en aceite bien caliente.

•Salsa:

Para que la salsa quede mejor pelar previamente los tomates. Hacemos una cruz con el cuchillo en la parte de abajo de los tomates y los escaldamos con agua hirviendo. Cuando la piel se empiece a separar (en apenas unos segundos), los pasamos a un bol con agua con hielo. Así se pelarán más fácilmente y no estarán cocinados, luego cortarlos en cubitos, quitarles las semillas y agregarlos al sofrito de cebolla.

Luego agregar la leche de coco y el curry en polvo. Salsear las albóndigas y servir.

¡Que aproveche!

Etiquetas relacionadas
Estos artículos también son para ti
Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.