background img
trabajar-pasión-o-prisión

Trabajar: ¿una pasión o una prisión?

Hace unos días me encontré con un artículo que hablaba sobre lo poco felices que somos en el ámbito laboral, sorprendentemente más del 80% de la población mundial está en ese estado.

Cuando hablamos de los miedos y de cómo vivir una vida desde el corazón, uno de los puntos álgidos es el trabajo.
Para mí fue mi gran logro y mi mayor batalla, como muchos de los que seguramente estáis leyendo esto, estaba trabajando para tener un sustento económico, pero realmente no era el trabajo de mi vida.

trabajar como ratonSi nos ponemos a pensar, la mitad de nuestra vida transcurre en el trabajo, 24h tiene el día, si hacemos una regla simple y repartimos la jornada en 3 partes de 8hs y siendo una parte la que destinamos a dormir, el resto se reparte mitad y mitad, o incluso más…

Si el 50% de nuestro día lo pasamos haciendo algo q no nos gusta o en un entorno que no es favorable, indudablemente traerá consecuencias, incluso hasta es posible que desarrolles alguna enfermedad.

Pero también puedes tomártelo de otra forma, seguramente has escuchado mucho la frase “trabaja en lo que te gusta  y nunca tendrás que trabajar”, la pregunta es ¿cuántos de vosotros sabe realmente que es lo que le gusta? ¿elegiste la carrera por vocación?, ¿tienes la certeza de saber exactamente qué es lo quieres hacer?

Si eres como yo, bien difícil es contestar esas preguntas porque eso no lo tenía claro ni a los 18, ni a los 25, ni a los 35, sólo sabía que quería ser mi propia jefa, una idea muy vaga como podéis ver.

Una vez me dijeron, “tienes que encontrar tu pasión”, bien, pero como seres polifacéticos que somos trabajosnos pueden apasionar muchas cosas, quizás nuestra verdadera vocación se encuentre en eso que llamamos hobby, en esa actividad en la que pasamos  mucho tiempo por placer, y ahora seguramente me dirás, “¿cómo hago que esa actividad se transforme en un trabajo remunerado?”

A lo mejor no se trata de TRABAJAR EN LO QUE AMAS, que no siempre es posible, sino encontrar la manera de AMAR LO QUE HACES y quizás sin querer, un día todo se transforme y descubras nuevas pasiones.

Como todos, he tenido trabajos que no eran mi pasión pero cumplían con los objetivos del momento, aunque muchas veces me sintiera agobiada, insatisfecha, aburrida y hasta odiara ir a trabajar. Pero siempre la decisión estuvo en mis manos, en ese momento no lo veía claro y el miedo a perder aquello que me daba seguridad era más fuerte, hoy veo a mucha gente pasar por lo mismo y veo como un trabajo les amarga la vida.

Yo encontré esa fuerza en mi camino espiritual, sin darme cuenta descubrí  que esto era mi pasión y cuando llegó el momento, di mi salto de fe, en el instante en el que empiezas a escuchar a tu corazón sabes que no puedes equivocarte, cuando des tu consentimiento al espíritu para que te guie, que no te quepa la menor duda, todo lo que vendrá siempre será para mejor, aunque pases por momentos difíciles o no lo veas claro, el espíritu sabe más que tu mente racional, debes confiar, si eres paciente verás que todo llega.

Cuando dejé mi último trabajo tenía claras dos cosas: Iba a ser mi propia jefa e iba a trabajar en algo relacionado con la espiritualidad. Me puse como meta un año para lograrlo… pasaron casi dos y hoy estoy en Univergia y en otros proyectos espirituales, todo lo que hice en el camino era para llegar a dónde estoy ahora, incluso empezar un proyecto laboral que no funcionó del que podría decir que fue un fracaso, o que en realidad fue un éxito que no resultara, porque si no hubiese sido así, no estaría aquí escribiendo esto.

Más allá de eso, lo que quiero transmitir con este post es que siempre hay opciones y si no estás conforme con lo que haces, puedes cambiarlo. Siempre la decisión la tienes tú, incluso si no ves de momento la posibilidad de cambiar de trabajo y éste no te hace feliz, eso también depende de tu actitud.trabajar feliz

  • No te quejes.
  • Busca aspectos positivos.
  • Aprende todo lo que puedas.
  • Se creativo.
  • Entabla relaciones sanas.
  • No tomes nada como algo personal.
  • No te conformes.

Haz siempre lo que amas, pero también ama siempre cualquier cosa que hagas porque todo tiene un lado positivo.

Imprime el Manifiesto Holsteey cambia.

 

Univergia

Crecer, vivir de forma sana y saludable, conectar con el Yo interior… es un camino que debemos hacer nosotros mismos, pero no estamos solos.

Etiquetas relacionadas
Estos artículos también son para ti
Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *