background img

Repasar mentalmente el día, ejercicio de reconexión

En nuestras diferentes jornadas laborales, de estudio e incluso de recreación, existen sobrecargas de actividad mental, estímulos y cientos de acciones conscientes e inconscientes que opacan nuestra libre expresión, de sentimientos y emociones. Al anochecer el desequilibrio es evidente con un cansancio general, muchas veces lleno de angustias y sin sabores que se quedaron en el tintero y queremos evaporar por ser el tiempo de dormir, supuestamente, para contar con la energía necesaria para el nuevo día.el doble cuanticoExiste un recurso antiguo y valioso, llamado de adelante hacia atrás, que ofrece la armonía entre el pensar, sentir y actuar, utilizado justo a la hora de dormir. Consiste en cerrar los ojos y repasar, a manera de lista de chequeo, todos los eventos desde lo último que hicimos justo unos minutos antes de acostarnos, recordando todo lo de la noche,tarde,medio día y mañana y deteniéndonos únicamente en aquellos momentos donde hubo conflictos que nos movieran emociones. En esos casos tomaremos consciencia de lo que se sentimos en el momento dándole el nombre que merece (rabia, dolor, miedo, tristeza,entre otros) y continuaremos de labor en labor, hasta llegar a la primera, que fue abrir los ojos esa mañana.El beneficio para el pensar, es que hacemos como un yoga mental que favorece el trabajo neuronal. Para el sentir es ponerle nombre a lo que nos guardamos dándole visibilidad y para el actuar o para el cuerpo, la capacidad de relajarse y entregarse al proceso. Además cuenta con un plus adicional, y es dejar el terreno abonado para trabajar con nuestro doble (ver el doble de Garnier), proporcionándole una información valiosa para que nos envíe la mejor y única solución para cada inconveniente en nuestras vidas.Es así de sencillo y así de contundente.

 

Lapuente Sugiere

Lapuente Sugiere, un blog divulgativo sobre Un Curso De Milagros y Nueva Conciencia, colaborador de Univergia.

Etiquetas relacionadas
Estos artículos también son para ti
Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *