background img

Kit para desarrollar la inteligencia emocional

Seguramente has escuchado hablar de Inteligencia Emocional, un concepto revolucionario en la psicología del Siglo XX que ha “saltado a la fama” o se hizo notorio con el libro que lleva este nombre de Daniel Goleman en 1995, este conocimiento amplía la visión de los factores que llevan al individuo a su actuación y adaptación en el entorno social, dando protagonismo al conocimiento y a las emociones.

Para Goleman, las personas emocionalmente desarrolladas, es decir, las personas que gobiernan adecuadamente sus emociones y que también saben interpretar y relacionarse efectivamente con las emociones de los demás, disfrutan de una situación ventajosa en todos los dominios de la vida. Estas personas suelen sentirse más satisfechas, son más eficaces y más capaces de dominar los hábitos mentales que determinan la productividad. Quienes, por el contrario,  no pueden controlar su vida emocional, se debaten en constantes luchas internas que socavan su capacidad de trabajo y les impiden pensar con suficiente claridad.

Saber manejar las emociones es tener un autocontrol, sin confundirlo con supresión, es saber manejarlas, regularlas o transformarlas si es necesario. Esto supone contar con un kit de supervivencia. ¿Qué significa?. Que ante determinadas situaciones de la vida que te desestabilizan, puedas recurrir a ese kit que podríamos traducir como habilidades que te permiten hacerte cargo, decidir y reaccionar controladamente.

El objetivo es que encuentres el equilibrio emocional para alcanzar la autonomía y el bienestar personal. Aprender a superar los bloqueos, es enfrentarse a las situaciones desestabilizadoras sin que te paralicen, aprender a identificar las emociones negativas que solapan las positivas.

Todos, en mayor o menor medidas nos hemos emocionesenfrentado a alguna situación de la que hemos intentado escapar, o lo hemos hecho, negando que existía, incluso recurriendo a la mentira para evitar el conflicto, o viviendo en el autoengaño, podemos dar miles de ejemplos, pero estamos seguros que alguna ya te viene a la mente.

La evitación y el escape no son buenas soluciones, lo que hacen es inflar aún más el conflicto, es como poner piedras en un saco y echarlo al hombro, al final sólo hay insatisfacción, culpa, remordimiento, enfado, estrés, depresión, etc, una serie de emociones negativas que corroen y debilitan la integridad emocional.

El autocontrol emocional supone conocerte y observarte para saber percibir esa marea de emociones desencadenadas en cada circunstancia y poder así generar una estrategia para afrontarlas.

Este kit de inteligencia emocional está compuesto por:

a. La respiración, aunque ésta se produce de forma automática es la más fácil de controlar y modificar. Existen dos tipos de respiración que generan efectos sutilmente diferentes. Una superficial, rápida y entrecortada, que normalmente se asocia a la respuesta de lucha, huída o estrés.
La otra respiración es abdominal o diafragmática, también llamada profunda, ésta fomenta un estado mental sosegado y tiene efectos psicológicos beneficiosos, como la reducción de la presión sanguínea y la disminución del ritmo cardíaco. El mero hecho de concentrarnos en el acto de respirar detiene el flujo de pensamientos inquietantes y angustiosos que se suelen experimentar en un estado de estrés o ansiedad.

b. La relajación, tan importante como la respiración es un estado del cuerpo y de la mente que se alcanza de forma progresiva, contribuye a reposar los músculos, liberar tensiones y al logro de mayores niveles de concentración. Para mantener la regulación emocional es importante mantener también un cuerpo relajado y tonificado. La relajación muscular profunda reduce la tensión fisiológica y es incompatible con la ansiedad.

c. La visualización, consiste en concentrarse en imágenes mentales. El propósito de la visualización es reprogramar las actitudes mentales de la persona y así capacitarlo para efectuar cambios positivos en su mente, emoción y conducta. Uno de los fundamentos de la visualización es que es posible modificar el estado de ánimo, nos ayuda a aumentar nuestra capacidad de concentración y a mantener el foco en cada uno de nuestros esfuerzos.

d. La meditaciónes un estado de sosiego que permite observar los propios pensamientos y actitudes. Es beneficiosa tanto física como mentalmente, estimula la agudeza mental. Es un tipo de autodisciplina que aumenta la efectividad en fijar y conseguir un objetivo. Asimismo, somos más capaces de conocer y aceptar las pautas habituales de percepción, pensamiento y sentimiento, que ejercen una influencia importante en nuestras vidas y que generalmente operan a un nivel inconsciente o automático.

e. El control del pensamiento o terapia cognitiva, las reacciones emocionales frente a un suceso estan desencadenadas por una serie de pensamientos muchas veces con una percepción distorsionada, es un diálogo interno automático. La terapia cognitiva consiste básicamente en identificar éstos pensamientos distorsionados que causan dificultades en el estado emocional, con el objeto de modificarlos.

Como puedes ver estos pasos se hacen casi conjuntamente, tienes todo lo que necesitas para madurar y crecer emocionalmente, tan sólo es una cuestión de querer hacer y de disciplina.

Esta frase lo resume todo:

“Me quedo en silencio, cultivo mi propio ser interno. Respeto la vida de los demás y de todo lo que existe en el mundo. Me convierto en mi propio maestro y dejo ser a los demás lo que son o lo que tienen la capacidad de ser” Tao Te king

Fuente: “Educar las Emociones” Mireya Vivas /Domingo Gallego /Belkis González.

Univergia

Crecer, vivir de forma sana y saludable, conectar con el Yo interior… es un camino que debemos hacer nosotros mismos, pero no estamos solos.

Etiquetas relacionadas
Estos artículos también son para ti
Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *