background img
ho-oponopono

¿Cómo funciona el ho’oponopono?

Cada vez son más las personas que utilizan el ho’oponopono para sanar, esta práctica ha ido evolucionando y se ha transformado en una sanación integral que une psicología, física cuántica, filosofía y espiritualidad, es un camino para avanzar en  la vida. Pero ¿Cómo funciona? o ¿Qué lo hace tan efectivo? Aquí te lo explicamos:

subconscienteNosotros somos lo que somos por la suma de nuestras experiencias, directas o indirectas (propias y de antepasados), esas experiencias son la acumulación de respuestas frente a estímulos que se fueron grabando en nuestra memoria celular o en el subconsciente, a veces aflora a través de conductas, sueños, juicios, preferencias o rechazos y muchas veces no sabemos por qué decimos o hacemos tal cosa.

Esta forma de actuar está condicionada por todas esas experiencias acumuladas y es muy distinta a cuando actuamos de forma original y creativa, ahí estamos tomando la información de nuestra Divinidad, ahí damos un salto cuántico y somos guiados por la fuente, lo que normalmente llamamos “inspiración”.

Por tanto, la información con la que opera nuestra mente consciente puede ser tomada de dos fuentes: Una es del subconsciente (limitada) y la otra fuente posible es el supraconsciente ó mente espiritual, que se encuentra directamente vinculada con la Divinidad o Fuente (creadora).

Lo que hace el ho’oponopono es limpiar esa memoria empírica para dejar espacio a la energía divina o creadora, corrigiendo los errores, borrando los antiguos programas y reemplazándolos por otros.  El consciente recurre una y otra vez a las ideas almacenadas del subconsciente y esas memorias están contaminadas, ya sabemos lo que pasará, volveremos a repetir una y otra vez lo mismo, lo que dará como resultado enfermedad, malestar, sentimientos negativos, etc.

perdonarSólo podemos crear cuando estamos conectados con el supraconsciente o con la fuente superior, porque desde la mente no es posible crear, la mente sólo gestiona, analiza información y toma una respuesta grabada que está acorde con el estímulo recibido. Lo que vivimos, lo que atraemos, lo que experimentamos es una réplica de situaciones almacenadas.

Mientras no hagamos un trabajo espiritual, no dejaremos de ser una mente apresada por el subconsciente y así serán nuestras creaciones y nuestra vida. Hay que barrer la basura que hay debajo de la alfombra.

Y aquí es dónde usamos el Ho´oponopono, el cual trabaja con 3 pilares :

* Asumir la Responsabilidad global:  aceptar y asumir que el 100% de lo que nos pasa es causado por nosotros mismo  y por  nadie más. Tenemos que aprender a decir “Lo siento, perdón, te amo, gracias, por aquello que está en mí y ha creado esto”.  Borrar para partir de cero.

* No utilizar el intelecto en el proceso. Como dice Eckhart Tolle en su libro El Poder del Ahora: “La mente nunca puede encontrar la solución ya que ella misma es parte intrínseca del problema”. La sanación no puede ser guiada por la mente.

 * Estar dispuesto a soltar. El ego no puede asumir el control, aceptar lo que es y no lo que uno quiere que sea. Poner la otra mejilla y aceptar que no se tiene siempre la razón. “El otro eres tú”

* Dar paso a la Divinidad. Permitir que las palabras llenen ese vacío, darle poder a la intención.

Cuanto más practiques, más irás purificando, las energías negativas se neutralizarán y darás paso a la energía divina.

perdonar

Lo Siento: cuando digo “lo siento” reconozco que algo ha entrado en mi cuerpo/mente, experimento algo negativo porque asumo que existe un programa erróneo que quiero corregir o limpiar, me responsabilizo de esa energía.
Perdón: me perdono por tener en mi subconsciente ese sentimiento, acción o pensamiento y haber creado esta realidad que me incomoda.
Te amo: el amor es la energía transformadora, aunque lo que esté viviendo sea una situación triste, amarga o de rabia, cuanto más lo repito más catalizo y cambiaré esas energías.
Gracias: puedo agregar la palabra de gratitud, confiando que la luz entrará en mi.

Ho´oponopono nos enseña, a no juzgar y a no inmiscuirnos en la vida de los demás, cuando entiendes claramente que todo lo que interactúa contigo es producto de tu propia mente, que la fuente de donde se nutre es tu subconsciente y es éste quien atrae situaciones o personas que serán tus espejos para que te reconozcas y aceptes que eres tú quien lo ha creado, cuando entiendas eso, estarás listo para el Punto 0, estarás listo para usar el poder de la palabra para sanar y transformar, estarás listo para perdonar y amar.

Estas palabras deben ser pronunciadas desde el corazón, no hay límites en tus pedidos, lo puedes usar para tí o para otras personas, tú eres parte del todo, cuanto más avances más te responsabilizarás y así podrás escalar. Todos somos seres de luz, es lo único que importa.

Lo siento, te amo y gracias!

Más en el próximo post!

Fuente: Ho’ oponopono Actualizado (Maria Oses Arcocha )

Univergia

Crecer, vivir de forma sana y saludable, conectar con el Yo interior… es un camino que debemos hacer nosotros mismos, pero no estamos solos.

Etiquetas relacionadas
Estos artículos también son para ti
Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *