background img
alerta-de-si-misma

Alerta de sí misma

Hace unos días, mi amiga Ivana me ha llamado para contarme un acontecimiento que le ha sacudido.

Su madre ha aparecido en su casa muy temprano con el fin de hablarle, según ella, de manera “sincera”. “¡Válgame Dios!”, ha pensado, esto va a ser complicado. Después de un pequeño discurso y varias vueltas, le suelta a su hija la desparpajada frase:

– Hija, con este estilo de vida tuyo, a pesar de todo lo que dimos tu padre y yo para que “llegaras lejos”, hoy sólo veo que eres una fracasada.

madre-hijaIvana se queda fría, no tiene ganas de justificarse ni de dar explicaciones, pero ante estas palabras que vienen de alguien como su madre, una mujer luchadora, trabajadora y amorosa, el ataque es certero y da directo en el corazón. Apenas está tomando conciencia de sus sentimientos cuando su progenitora, quien seguía conversando, concluye su charla “sincera”, diciendo:

– Además, tu marido me ha dicho que no haces nada en casa y lo poco que te dignas a realizar, es mediocre.

Ahora Ivana, además de fría, está sorprendida por las quejas de su esposo, pues viniendo de él, un hombre inteligente, creativo y perfeccionista, el ataque cae como un puño en el estómago.

Con el corazón y el estómago hechos trizas, le ha pedido a su madre que se marche prometiéndole que después le llamará. Cierra la puerta y empieza a seguir de manera insensata el sendero del victimismo. Sospecha que, o sus familiares tienen la culpa de sus desgracias o la tiene ella y rompe a llorar.

Después de desahogarse un largo rato le llega a su mente un pensamiento:

– Aprovecha esta oportunidad para poner un curso de milagros en práctica.

Así que toma un papel y un lápiz y escribe:

Madre y esposo:

Os perdono para recordar únicamente los pensamientos amorosos que me habeis escribir cartabrindado hasta hoy, pero esta vez me niego a ser víctima de un mundo que yo misma he creado y al cual os he atraído, sólo para tomar consciencia de mi propio estado interior.

También me perdono a mí por abandonarme, fracasando en darme cuenta de mis propias señales y siendo una mediocre para responderlas.

Me amo y decido volver a construir el mundo que me convenga con la inspiración del Espíritu Santo.

Atentamente.

Ivana.

Enseguida va a su habitación y pone la carta bajo su almohada, planteándose la posibilidad de descansar en Dios y dejar todo en sus manos. Se levanta, se dirige a la cocina y reanuda sus labores, pero esta vez totalmente alerta de sí misma.

2.El me guía y conoce el camino que yo no conozco

3.Mas nunca me privará de lo que quiere que yo aprenda.

4.Por eso confío en que me comunicará todo lo que sabe por mi.

UCDM CAP 14.

Lapuente Sugiere

Lapuente Sugiere, un blog divulgativo sobre Un Curso De Milagros y Nueva Conciencia, colaborador de Univergia.

Etiquetas relacionadas
Estos artículos también son para ti
Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *